Tanorexia: La obsesión por estar constantemente bronceadas

Durante el año, todas esperamos con ansias a que llegue el verano, poder tomar sol, y tener un color de piel fascinante. Sin embargo, para algunas mujeres, estar expuestos al sol se ha vuelto una gran obsesión. Es lo que se conoce como la tanorexia: Un trastorno psicológico que trata de una preocupación exagerada por constantemente tener la piel bronceada hasta llegar a límites antiestéticos y peligrosos para la salud. Es un trastorno poco diagnosticado pero que cada día es más común. El término tanorexia  surgió el año 2005 y hace referencia a un desorden en la percepción propia del cuerpo. Al igual que la anorexia y la bulimia, son personas que están obsesionadas con algo, ya sea con el peso de su cuerpo o con el tono de sus pieles, en este caso.

¿Por qué son adictos al sol?
El sol es fuente vital de vida y energía, debido al bienestar que nos entrega. Pero para los tanoréxicos el tema va mucho más allá. Las personas que tienen el trastorno de la adicción al bronceado, si dejaran de recibir esa dosis de radiación, podría producirles sensaciones muy parecidas a los de la abstinencia de drogas, según datos que entregó un estudio publicado en el 2006 por investigadores del Centro Médico Bautista de la Universidad Wake Forest en Estados Unidos. La razón de esto es porque los rayos UV generan una sensación de alivio y de euforia, y al igual que el alcohol o las drogas, se empieza a generar una dependencia a éstos, volviéndose adictos al sol.