Retención de líquidos: Un mal que impide bajar de peso

La retención de líquidos es una acumulación de agua producto de una pérdida de líquido en los tejidos. Es bastante común en distintas etapas de vida de la mujer como la adolescencia, el embarazo y en la menopausia. Sin embargo, una inadecuada alimentación y trastornos al corazón e hígado pueden incrementar esta anomalía. Esta desagradable preocupación impide a las mujeres bajar de peso por los malos hábitos de vida.

Para poder combatir con este problema sigue estos consejos:

Una  alimentación equilibrada es clave para combatir este mal. Se aconseja consumir alimentos ricos en calcio, potasio y vitamina Bcomo plátanos, naranjas, papayas, pollo, verduras y claras de huevos. Además, se sugiere tomar 2 litros de agua durante el día y comer frutos secos, como almendras y nueces. Evita la sal y el consumo de café, alcohol y bebidas gaseosas.

Una dieta ideal para evitar la retención de líquidos
> Desayuno: Té verde, piña natural y cereales de avena.
> Snack: Una fruta como pera, manzana o piña.
> Almuerzo: Ensalada o verduras cocidas al vapor o carnes blancas o pescados.
> Snack: Una fruta como pera, manzana, frutillas o piña.
> Comida: Huevos, ensalada de quesillo, verduras, pescados o carnes blancas.